NOTICIA: ¿Qué ventajas ofrece una inmobiliaria?

Cuando se está pensando en vender o alquilar un inmueble, del tipo que sea, podemos hacerlo de dos maneras. O bien de forma particular o contando con el apoyo que proporciona una agencia especializada.

Estas son algunas de las razones por las que propietarios de viviendas, locales y oficinas a menudo prefieren hacerlo a través de una inmobiliaria.

Conocimiento del mercado

Una de las preocupaciones más habituales por quienes quieren vender o alquilar una propiedad es determinar el precio que se puede pedir. Puede que un precio demasiado alto desanime a potenciales clientes, mientras que uno muy bajo haga que desconfíen y tampoco se decidan.

Una inmobiliaria cuenta con información relevante de cara a marcar el precio en función de la zona, el tipo de propiedad y qué es lo que están pidiendo otros en situaciones similares. Y es que no es lo mismo alquilar oficina Madrid en el centro financiero que hacerlo en un barrio de la periferia.

Además, una agencia puede evaluar qué elementos adicionales hacen que el inmueble aumente su valor. Por ejemplo, un residencial con piscina, instalaciones deportivas o vistas al mar evidentemente tendrá un precio mayor que si carece de ello.

Un equipo de profesionales

Antes de la crisis financiera, el número de agencias que se dedicaban a la venta y alquiler de viviendas e inmuebles era abrumador. Hoy, solo han resistido aquellas que se han sabido adaptar a la situación y han seguido trabajando de forma profesional y transparente. Algunos equipos se han especializado en un tipo muy concreto de producto, lo cual aumenta aún más la sensación de que saben lo que hacen.

Un proceso de negociación eficaz

Está claro que quien mejor sabe hacer las cosas es quien trabaja todos los días en ello. Una inmobiliaria no solo se dedica a vender o alquilar, sino que negocia a diario y sabe hasta dónde puede llegar para conseguir los mejores resultados. Son conscientes de que siempre habrá quien busque una buena oferta, mientras que otros prefieren anteponer la calidad al precio, siempre que este sea razonable. Y para ello está el primer punto del que hemos hablado antes.

Ahorro de tiempo considerable

Cuando alguien quiere comprar o alquilar una vivienda, un local o una oficina, lo normal es que quiera verlo antes de decidir si le interesa o no. De modo que hay que hablar con bastante gente y tener tiempo para mostrar la propiedad, responder dudas, etc. Un tiempo que si se hace de forma particular puede que no se tenga. En cambio, si decides vender un piso con una inmobiliaria serán ellos los que inviertan ese tiempo, concertando visitas y respondiendo a cualquier pregunta que pueda surgir. Mientras, nosotros podemos seguir con nuestras tareas cotidianas hasta que llegue el momento de rubricar el acuerdo.

Cartera de clientes

Solos las agencias inmobiliarias cuentan con una base de datos de gente interesada en adquirir inmuebles. A menudo tienen listas de espera para determinadas propiedades, por lo que si la nuestra encaja en lo que están buscando, puede que prácticamente el primer día tenga a alguien interesado. No hay nada más satisfactorio que poner una vivienda en venta o alquiler y que nos digan que estaban buscando algo así porque hay gente que lo está buscando.

Gestión de trámites

Redactar el contrato, tramitar la hipoteca del comprador o contactar con un notario son pasos que se deben dar con cuidado, ya que un solo error puede arruinar la operación. Que un profesional nos guíe e incluso se encargue de tramitarlo todo para que solo tengamos que acudir a la firma cuando llegue el día sin duda es muy de agradecer.

Estas son algunas de las ventajas por las que dejar la venta o alquiler de una propiedad en manos de profesionales es buena idea.

 

FUENTE: https://www.estrelladigital.es/articulo/empresas/ventajas-ofrece-inmobiliaria/20180824115103353480.html

 


Diseñado y desarrollado por Gaia Media

Copyright © 2020 Ignacio Lloret