TIPOS DE SEGUROS IMPRESCINDIBLES PARA EMPRENDEDORES Y AUTÓNOMOS

¿HAY SEGUROS OBLIGATORIOS PARA EMPRESAS?
Tanto si eres autónomo como si estás pensando en emprender, esta duda te habrá asaltado alguna vez. ¿Existe una obligación legal de contratar una póliza de seguro para iniciarse en una actividad empresarial?. En la mayoría de los casos, la respuesta es sí. En este artículo, encontrarás un resumen de los tipos de seguro que las empresas pueden o deben contratar. No todas las empresas necesitan la misma póliza, a menudo se contratan pólizas multirriesgos considerando que estas puede ser la opción más segura, pero ¿es esto así?. Sigue leyendo si quieres saber más.

Antes de continuar, debemos aclarar que no existe una normativa general para todas las empresas que haga necesaria la contratación de un seguro. En el caso de los coches, por ejemplo, todos necesitan de manera obligatoria un seguro a terceros, tal como se contempla en la Ley de Circulación Española. ¿Ocurre lo mismo con las empresas? No, no existe una normativa que así lo recoja. ¿Significa esto que no hay seguros obligatorios para las empresas? No exactamente.

Para crear una empresa no será necesario contratar ninguna póliza, sin embargo, cabe considerar el capital invertido y los riesgos a los que los exponemos para valorar la necesidad de recurrir al sector asegurador. Es lo que denominamos un “seguro para negocios”.

Este tipo de seguros buscan cubrir imprevistos que puedan amenazar gravemente la actividad de nuestra empresa: inundaciones, fuegos, robos… Todos los negocios afrontan una serie de riesgos que, sin bien no son habituales, pueden presentarse de manera fortuita con consecuencias nefastas, acarreando pérdidas económicas, materiales e incluso derivar en la perdida de vidas humanas. Este tipo de seguros aportan tranquilidad garantizando la continuidad de la actividad. Como dato interesante, incluso existe la posibilidad de cubrir bajo el seguro las ganancias que dejarías de tener hasta la recuperación.

Dentro de los seguros de empresas encontramos un producto destacable, son los seguros multirriesgos. Como en el caso del seguro de negocio o comercio, cubren los clásicos imprevistos que hemos nombrado anteriormente, robos, inundaciones, incendios, etc.

Las compañías diseñan pólizas multirriesgo basadas en la experiencia propia y la de sus asegurados, lo que les permite adelantarse a las necesidades del sector y cubrir los riesgos más evidentes e incluso aquellos que suelen pasar desapercibidos a ojos de los empresarios, acarreándoles graves consecuencias. Gastos de extinción, reposición de documentos, planos, patrones o diseños; traslado de contenido, alquiler de un local, pérdida de alquileres…son las asistencias más habituales que puedes encontrar en una póliza multirriesgo. Este tipo de productos suelen estar en constante actualización por lo que interesa escuchar nuevas propuestas, también para coberturas extras que deberás valorar si son o no necesarias para tu compañía.

Fuera de estos seguros generales, en los que puedes incluir coberturas específicas hasta conseguir una póliza a medida, están otros seguros mucho más concretos y que pueden ser más o menos obligatorios en función de la naturaleza de tu negocio. En cualquier caso, es importante que los conozcas para evitar equivocarte .

 

SEGUROS OBLIGATORIOS PARA EMPRESAS, SEGÚN EL TIPO DE NEGOCIO
Como hemos adelantado, no necesitas tener una póliza para echar a andar con un negocio. Sin embargo, sí hay seguros que por la naturaleza de la empresa o sus características laborales necesitan tenerlos. Por ejemplo para sus coches, empleados o por materias primas especiales que debieran manipular o comercializar. En este sentido hablamos de seguros obligatorios para las empresas que las comercializadoras ofertan como seguros específicos para empresas. A continuación analizamos cuáles son:

Seguros para vehículos
Aquellas empresas que tengan la titularidad de los transportes que utiliza en el desarrollo de su actividad, necesitarán, efectivamente, seguros para sus vehículos. Es el caso de las empresas de transportes de personas o mercancías, taxistas, empresas que tienen vehículos para sus clientes, empresas de renting, etc. Este tipo de seguros se comercializan como seguros para vehículos o transportes de empresas y ofrecen coberturas, asistencias y servicios adaptados a las necesidades de las mismas.

Seguros de responsabilidad civil
Este tipo de seguro cubre los daños materiales o personales que, en el desarrollo de tu actividad, pudieras causar a un tercero. Es conocido por ser el mínimo exigido por la ley para la conducción de un vehículo, pero también es fundamental en muchos tipos de empresas por el tipo de servicios que prestan. Las denominadas “profesiones liberales” y un gran número de profesionales por cuenta propia, también necesitan un seguro de responsabilidad civil para ejercer con garantías de seguridad y protección sus actividades laborales. Este tipo de seguro garantiza la máxima protección frente a reclamaciones de terceros en cualquier sector.
Abogados, arquitectos, contratistas, constructores y muchos profesionales de la rama de la salud contratan pólizas adaptadas a sus necesidades y que les permiten ejercer su labor con mayor libertad y sin temor a que las reclamaciones de sus clientes les puedan arruinar.

Seguros de accidentes
El riesgo que puede conllevar el desarrollo de ciertas actividades laborales, así como su probabilidad de sufrir accidentes, son las razones por las que algunas empresas deciden contratar un seguro de accidentes.
Para el sector industrial y el empresarial son obligatorios los seguros de accidentes para cubrir las consecuencias de accidentes como la invalidez permanente, fallecimiento, incapacidad profesional, entre otros.

 

SEGUROS RECOMENDADOS PARA EMPRESAS SEGÚN EL TIPO DE NEGOCIO
Aquí incluiremos aquellos seguros que, si bien no son obligatorios, ni altamente recomendables para todos los casos, si nos interesa conocer y valorar, pues pueden evitarnos gastos o pérdidas, o para aquellas empresas que aspiran a la excelencia en todos sus aspectos, incluido el cuidado de sus recursos humanos.
Seguros para empleados

Existe una amplía oferta de seguros que las empresas pueden contratar para ofrecer cobertura a sus empleados como parte de las ventajas de pertenecer a la plantilla. Los seguros de salud, los de vida o los de ahorro e inversión suelen ser los más populares y demandados. Resulta una mejoría muy interesante que el trabajador valorará positivamente y nos ayudará a evitar la fuga de nuestro capital humano a otras empresas de la competencia.

Seguro de transporte de mercancías
Este tipo de seguros está, como su propio nombre indica, dirigido a transportistas autónomos y a empresas dedicadas al transporte de mercancías. Cubren imprevistos con la carga, que en algunos casos, puede estar calificada como peligrosa o muy peligrosa. Existe una amplia variedad de pólizas en este campo para ofrecer a los clientes primas ajustadas con las coberturas de cada caso.

Los últimos en llegar: seguros de ciberriesgo.
Quizás este tipo de seguros no te parece una opción interesante, pero la realidad es que hoy por hoy empieza a ser uno de los seguros cuya demanda más crece. En un mundo donde la tecnología y el mundo virtual son ya tan cercanos, las compañías deben valorar protegerse contra ataques cibernéticos, pues todas, grandes o pequeñas, están inevitablemente expuestos a ellos.
La clave para contratar un seguro de ciberriesgos es asesorarse de forma cuidada y profesional, especialmente si es un tema que escapa un poco a tus competencias.

 

EL CASO DE LOS AUTÓNOMOS: SEGUROS PARA TRABAJADORES POR CUENTA PROPIA
Los trabajadores por cuenta propia constituyen un sector propio. Aunque podrían acogerse a seguros previstos para empresas, es importante saber que las aseguradoras configuran productos de protección concretos para cubrir las necesidades de los autónomos. Contar en este caso con una gestoría o correduría de seguros resultaría muy interesante, para así acertar en la contratación.

Trabajar como autónomo, tiene sus ventajas, pero también entraña riesgos importantes que en muchos casos pueden minimizarse con el seguro adecuado, incluyendo el mayor miedo: ¿Qué pasa si tengo que dejar de trabajar?

Con un seguro de protección para autónomos, el trabajador controla esa temida situación de enfermedad e imprevistos que le impidan trabajar. Es posible proteger estos casos en un seguro y acordar indemnizaciones económicas o pagas concretos para cada uno de los casos.

Queda claro que las empresas no son un sector asegurador falto de variables, por eso, si después de leer este artículo aún te quedan dudas sobre los seguros que te interesaría contratar, contacta con nosotros o envíanos un mensaje. Te asesoraremos y valoraremos un amplío catálogo de ofertas hasta encontrar la mejor para ti.

 

 


Diseñado y desarrollado por Gaia Media

Copyright © 2020 Ignacio Lloret